La importancia de ser vos mismo

Cuando comienzas a hacer acciones, basado en lo pensarán los otros, o cuando dejas de hacer lo que te gusta con el mismo fin, es cuando pierdes tu esencia. Estás dejando de ser ese alma individual que vino al universo a brillar y dar lo mejor de vos. Ser totalmente libre, es justamente ser nosotros sin el resto, pero entendiendo que a su vez, no somos si no interactuamos con otros. ¿Qué significa esto?

Ese momento cuando estamos solos, cuando nadie nos mira, cuando nuestra mente se encuentra relajada porque sabe que nadie nos juzga, nadie nos compara, nadie pensará nada de nosotros y nadie espera nada de nosotros. Es ese momento, donde somos realmente nosotros, somos sin máscara. Que no se malinterprete, tampoco es hacer lo que queramos, porque siempre están los límites de no hacer daño al prójimo. Pero dentro de ese parámetro establecido, somos nosotros los que ponemos las reglas y decidimos como ser y actuar.

Una clave para darte cuenta si estás actuando en base a lo que otros piensan, es ponerte a pensar en ambas situaciones: cómo sos cuando estás acompañado y cómo sos cuando estás sólo. No importa el lugar, no importa si estás de viaje o en tu cuidad. Con solo pensar en esas dos situaciones, sin importar dónde se lleva a cabo, basta como disparador inicial para tomar conciencia de lo que esta sucediendo. Si no hay match entre esas dos situaciones, la pregunta que da lugar a eso es: ¿en cuál de las dos me siento más pleno?, entiéndase que no siempre es en la que más cómodo nos vamos a sentir.

Les cuento algo personal, cuando salí del clóset, el pensamiento que me hizo dar el paso final fue: yo soy de esta forma, y el que quiera estar en mi vida se quedará, y el que no, es libre de irse. Si no hubiera aceptado eso, nunca hubiera podido evolucionar ese poco. Para mi fue un gran paso, pero desde la perspectiva de toda mi vida, es solo una etapa de muchas que vinieron después y que aún estoy vivificando. Para mi esa es una vida que vale la pena ser vivida.

Otra clave para darnos cuenta de nuestra falsa libertad, es si nos gusta pasar más tiempo solos que acompañados; pueden haber muchos motivos por los cuales nos guste esta soledad y de hecho es importante disfrutar tiempo con nosotros mismo, pero al fin del día, el ser humano es en relaciones con otros. Lo que intento decir es: en relaciones con otros nos descubrimos y crecemos. El ser humano en soledad, no ES. Según el libro “The Courage to be Disliked“, donde la teoría del psicólogo Alfred Adler es explicada a un joven estudiante, los autores mencionan que no hay forma de descubrir como somos si no nos relacionamos, porque los aprendizajes vienen de esa interacción con otros seres humanos. Adler también menciona que formar parte de una sociedad, es altamente relevante para todos los seres humanos, por lo que podemos llegar a actuar de formas determinadas por el simple hecho de encajar.

Ponerte a pensar si te gusta ese tiempo a solas, porque realmente sientes esa libertad de ser vos mismo, sin tener que gastar energías en fingir, sin tener que estar alerta; es una clave más para darnos cuenta de nuestra falsa libertad. Ese relajo cuando estamos solos, es una sensación de alivio, de sentirnos protegidos, mientras que cuando estamos rodeados de personas, la presión y la atención son constantes. Incluso se llega a adoptar un estado de defensa, todo lo que me digan lo voy a tomar como un ataque e intentaré defenderme, evitando vivir de forma plena y entregarnos al fluir de la energía cósmica donde lo maravilloso sucede.

Imaginen esta libertad en el ámbito laboral. En IBM desde el inicio de la compañía, se creó un área de Diversidad para que cada grupo que lo necesitara, dependiendo el país, sean libres en su día a día laboral y puedan justamente expresarse libremente sobre sus gustos y sobre su vida. Entienden que la empresa está hecha de personas, que tienen vidas diversas y lo importante es que sean felices y no sientan este estado de alerta constante que no los haga trabajar bien. Hoy en día, muchas empresas están adoptando políticas de diversidad para que sus empleados puedan tener libertad de hablar sobre su vida sin ser juzgados o apartados y así explotar su máximo potencial (explotar en el buen sentido de la palabra).

Siendo vos mismo en todas las áreas de tu vida, te permite seguir creciendo en el sendero espiritual de evolución constante para desarrollar una vida plena. Del mismo modo de cuando tenemos una esfinge que resolver, que se presenta en todas las áreas de nuestra vida, no sólo en una, el SER nosotros mismo se vive de la misma manera. Si somos, somos de forma completa en todo lo que hacemos, o comenzamos a fingir en todas ellas, atrayendo situaciones similares que debido a que el estado máximo de la atracción es siendo. Cuando el pensamiento y el sentimiento se alinean, estamos vibrando para atraer eso, pero siendo eso que queremos atraer, es aún más poderoso, porque lo estamos viviendo como tal.

Me gusta la idea de pensar que para seguir potenciando tu vida y crecer en tus objetivos te conozcas mejor día a día, un paso a la vez y puedas ser libre para que tu potencial, que es ilimitado, ilumine al mundo.

Te desafío a que seas vos, en todas las áreas de tu vida y descubras cuanto puedes iluminar.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.