Alimentar el alma

Algo que me parece importante si quiero ser fucking awesome en mi día a día, manteniéndome com vibras altas y positivas, es alimentar mi alma. Te preguntas ¿pero Matías, te has vuelto loco, cómo puedo yo hacer eso? Bueno, en verdad no es complicado y seguro ya lo estas haciendo en parte, pero puedes potenciarlo para que el camino sea aún más feliz.

Amsterdam, 2019. Una de las cosas que amo hacer, es sacar fotos 📷.

Cómo algo básico para alimentar el alma se encuentra tu parte espiritual. Para mi es lo mínimo que cada uno tiene que hacer, más allá de lo que creas, conectarte contigo mismo es la base para estar bien en todas las áreas de la vida, y es lo que el alma necesita.

En pocas palabras alimentar el alma para mi es hacer esas cosas que te gustan, que te llenan de felicidad. E aquí la cuestión, muchas personas no trabajan de lo que les gusta, por eso necesitan hacer alguna otra actividad que sea su hobby, eso que aman hacer lo terminan realizando como una tarea extracurricular, y seguramente durante el resto del día no se encuentren en su 100%, ¿les ha pasado?. Por eso creo que es importante potenciar el alimento del alma con más acciones que nos gusten durante ese día.

Aquí es donde podemos comenzar a hacer más cosas que nos gustan que se complementan en nuestro día, cómo escuchar nuestra música favorita mientras limpiamos, que nos mantenga la vibra bien alto, que nos haga bailar mientras pasamos la escoba. Algo que a mi me encanta hacer, es buscar viajes y preguntarme donde me gustaría ir, buscar fotos de ciudades, ver los videos de Alan x el Mundo que te comparte secretos de todos los destinos, buscar cuánto sale el billete de avión y todo lo relacionado a eso.

Programarte la música que más te gusta para la mañana, o comenzar el día meditando y/o leyendo como ya hemos hablado antes puede ser una buena idea también para comenzar con una sonrisa. Visitar lugares durante el día que te gusten o simplemente dedicarte tiempo para vos, son algunas de las sencillas cosas que puedes hacer.

No tienes un alma.
Sos un alma, que tiene un cuerpo.

Mientras vivía en Buenos Aires, los domingos iba a tomar el desayuno a un café cerca de casa que tenia todos los diarios y revistas. Ese era mi momento, me lo dedicaba a hacer eso que amaba y lo disfrutaba mucho. Lo compartí con muy pocas personas, era una actividad exclusivamente mía, que me daba un empujón para soportar el resto de la semana. Muchos amigos hacen algo similar pero con libros, van a un cafecito o birreria (lugar de cervezas) a leer.

Mi canción favorita de todos los tiempos habla justamente de esto. “Alimentar el alma por la mañana, por la tarde, por la noche y expandirlo el fin de semana“. El amor juega un rol preponderante en todo esto, porque cuando estamos en ese estado lo que despertamos en nosotros mismos es amor, amor del bueno, amor a nosotros mismos. Nos estamos amando, estamos haciendo algo bueno por nosotros mismos.

Recuerda que no estamos acá para llegar a un destino feliz, si no que es el recorrido lo que tenemos que disfrutar. Te vas a sentir más liviano, que todo fluye y la relación con todos los aspectos de tu vida serán amenos.

Entendiendo esto que te acabo de contar y tomando conciencia que todo lo que haces durante el día podrías ajustarlo para hacer acciones que te llenen, estarás potenciando tu vida. Seguramente a ti se te ocurrirán otras opciones además de las que te estoy contando aquí, que son las que yo hago. Si te animas, deja en los comentarios cuales son las acciones que te llena el alma a ti.

¡Gracias por leer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>