Torneo de barcos a control remoto

Sucedió que salimos a caminar como un buen sábado soleado después de dos semanas de lluvia intensa hacía el parque Tres de Febrero y nos encontramos con un torneo / competencia de barcos a control remoto. Cuando nos dimos cuenta de lo que estaba pasando, nos arrimamos y nos sentamos a observar todos los preparativos de lo que parecia una inminente largada. Al momento, anunciaron por parlante que todo lo que sucediera desde ese momento se encontraba bajo la regulación del torneo. Entedimos poco y nada por donde los barcos tenian que pasar, lo que si entedimos fue como los pilotos desde tierra gritaban el nombre de su competidor que los chocaba en agua. Resultó ganador el número 321 en una tarde de sol angelada rodeado de un pasto verde fluor de tanta agua recibida.

Disfruto mucho encontrarme con eventos a lo largo de un recorrido. Sobre todo porque me gusta la flexibilidad de que si algo me gusta, me detengo a observarlo. Observar la situación, las interactuación de las personas y como se manejan entre si. Fue algo curioso que nunca antes había visto en los lagos de Palermo a modo de competencia formal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *