Un pensamiento ramdom

12132822_1630180727233342_1202976604_n

Cuando cocino trato de no pensar. Cuando me pongo a cocinar en serio, algo copado, algo que lleva tiempo hacer y no es solo calentar o poner en el horno. Trato de estar enfocado en esa obra maestra que tendrá un sabor único. Este tiempo de preparación con música de fondo y todos los ingredientes disponibles para ser usados, son un tipo de escape, de relax, de conexión.

Aún así, hoy pensaba mientras cocinaba. Debería existir una facultad para cuando uno crece, no necesariamente cuando se va a vivir solo, pero que claro, incluya clases de cocina. Supervivencia básica. Porque saber cocinar no es saber hacer unas salchichas y milanesas, es saber entender el balance entre fibras, grasas, harinas y toda la madre en coche. Yo no lo sé.

Cada vez me fui más, y pensé que también debería existir dentro de esta facultad, una materia sobre el amor. Entender a esas personas que no saben lo que quieren, a las que desaparecen, a las que no les importa estar con otros al mismo tiempo o tan sencillamente a aprender a recuperarse cuando no funciona, cuando el rumbo de ambos es por distintos caminos. Manejar niveles de ansiedad y disfrutar los momentos.

Ya cuando me dí cuenta que mi pensamiento no estaba haciendo foco donde debería, pero me interesaba seguir profundizando, pensé que, talves debería existir otra materia sobre finanzas. Aprender a adminsitrar los recursos que uno tiene, y aprender a ser feliz con ellos. Lo importante al fin del día es comer, no tener más cosas que el de alado.

No dejaría nunca de lado una matería sobre aprender o encontrar lo que a uno le hace feliz. Admiro charlar y observar como se le iluminan los ojos a esas personas que aman lo que hacen. Te lo cuentan de una manera tan increíble, su rostro se transforma, su tono de voz cambia y sus expresiones adquieren una maniobravilidad envidiable. Yo me doy cuenta cuando me encuentro con alguien que fascinado con lo que hace, poco o mucho tiempo de su día, pero lo hace, me cuenta con lujo de detalles sobre esa actividad que hace que todo tenga sentido.

Seguramente no solo tendría cuatro materias esta facultad, pero las tartas de jamón y queso ya estan listas para ingresar al freezer y el tiempo de volar lejos se acabó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *