Alimentar los sueños

Muchas veces he tuiteado la frase de que los sueños deben ser alimentados, y hoy me encontré alimentando un sueño y tuve ganas de tuitearla nuevamente, pero lo que menos quiero es parecer que me olvido lo que escribo en Twitter, por lo que decidí escribir a que me refiero cuando escribo eso.

Todos tenemos sueños, o esas ganas incontrolables de que algún objetivo se realice. Desde mi punto de vista, cuanto más objetivizado el sueño es, más concreto o definido lo tengamos, y visualicemos una imagen mental clara sobre ello, más posibilidades hay de que se haga realidad. Dentro de estos objetivos, tenemos algunos que son a largo plazo, como querer tener un departamento propio, y otros que son más inmediatos, como esperar algún mes determinado para comprar un electrodoméstico.

Alimentar el sueño es ayudarnos con determinados factores a visualizar eso que queremos. Seguimos con el ejemplo del departamento, alimentar el sueño sería ponerme a mirar fotos de como me gustaría, ponerme a buscar en alguna lista de ventas cuales me gustan, si camino por una mueblería mirar como me gustaría amueblarlo.

¿Porqué alimentar el sueño es tan importante? Generalmente en los objetivos a largo plazo, con el día a día, los problemas mensuales y los pensamientos de acciones a corto plazo, obstruyen la visualización de ese objetivo que es alcanzable pero que nos lleva un poco más de tiempo conseguir y por consiguiente nos es recordado asiduamente. Por eso, para no olvidar, debemos reforzar y recordarle al corazón con amor, eso que queremos.

Tengamos presente también que cuando visualizamos algo que deseamos, el corazón nos late no solo más fuerte, si no que trae el recuerdo de todo lo visualizado, lo que hace exponencial ese deseo. Creo que es tema para otro post, pero el desear las cosas con amor, es fundamental para que la alimentación del sueño sea éxitosa.

Ponete a pensar ahora todas las posibilidades de alimentar un sueño que podes encontrar en el día o en la semana y vas a ver que son infinitas. ¿Hay algo más lindo que pensar durante el día en esas cosas que nos hacen acelerar el ritmo cardíaco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *