Motivación

23df4da0e4eb11e2855722000aa800e1_7

La motivación es ese motor que hace que todo se mueva. Bombea la sangre de ese corazón que late con fuerza cuando sabe lo que le gusta, cuando sabe que lo que hace es lo llena de felicidad.

Siempre llegamos a un momento de todo deseo donde la motivación no se encuentra. Podría decirse que se desmorona,  o mejor dicho se oculta como si de la escondida se tratase. Ese preciso momento, es cuando todas las dudas aparecen. Todas esas dudas que estaban muy bien guardadas, vaya uno a saber donde. Todas juntas, aparecen de la nada y no hacen más que estar al frente. Una de ellas, la más lejana de todas, posiblemente a la que tengamos que llegar una vez respondamos lo que ni por asomo queriamos escuchar, es ¿cómo encuentro esa motivación que alguna vez tuve?. Pues, si se llegó a esa pregunta, es porque estamos nuevamente en el inicio, en el camino correcto, de lo contrario ya hubieramos desechado eso que nos motivó en un principio.

Esto no se trata de cómo encontrarla, si no de saber que si aún se busca, es porque realmente lo deseamos. Si realmente se desea, la motivación encontrara el hueco necesario para florecer y para indicarnos el camino a seguir hacia ese sueño que tanto anelhamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *