¡Hola 2018!

Fue un comienzo de 2018 bastante movido. Tengo la idea de mantener un post por semana, pero a veces solo es cuestión de organizarse con los tiempos, algo que no venia pasando y espero recién ahora si dar por comenzado el plan para lograr objetivos del año. ¿Tarde? Nunca es tarde y estos dos meses fueron de mucho aprendizaje, asique no fueron perdidos.

La primera foto del año nos recibió a todos unidos, algo que es maravilloso y energético. Se podrán imaginar las ganas que tenia de regresar a la jungla.

El fin de semana siguiente pasamos una tarde maravillosa en El Carrizal, Lujan de Cuyo. Lugares asombrosos que tiene Mendoza y son disfrutables al máximo.

Ahora si, iniciado el año, puedo proceder a contarles otras peripecias.

Conociendo Tandil

Desde hace mucho que tenias ganas de conocer Tandil. Más allá de que me gustan mucho los embutidos, y es una de LAS ciudaded argentinas con más fama de ello, siempre me llamó la atención. Mi imagen mental sin haber hecho un research previo, era la idea de una piedra que se habia caido hacia muchos años y ahora habia una falsa en su lugar. Eso era todo.

Regresé enamorado de una ciudad que dentro de unos años cumple sus 200 y la rodea una magia increíble. Hay cuatro atracciones principales que uno no puede dejar de conocer: el Parque Lítico La Movediza, donde se ubica la réplica de la piedra Movediza que se mantuvo al borde del cerro en equilibro sin caerse por muchos años, hasta que sin testigos se desplomó en 1912. A metros se puede ver la piedra original; el Cerro Centinela, es donde se encuentra ubicada la piedra El Centinela aún en equilibrio a la orilla del cerro. Esta no es movediza, pero su posición te deja sin aliento. En este cerro hay unas aerosillas que te llevan hasta la cumbre en un recorrido de 8 minutos entre pinos muy recomendable de hacer. En la base se consiguen los alfajores El Centinela que son los mejores de Tandil para mi gusto; el Fuerte de Parque Independencia desde donde hay una vista de la ciudad bastante cerca; además hay que probar las deliciosas picadas de salames y quesos que la ciudad ofrece en algún lugar típico.

Hago una comparación rápida con otras ciudades como Machu Picchu, donde la piedra y la energía de las mismas es algo muy importante. Creo que aquí sucede algo similar, y al mismo tiempo algo que es observable y te deja boquiabierto, porque tal vez nos desilucionemos de la piedra movediza pero en su época debe haber sido algo muy grande que hizo que la leyenda llegue a nuestra época, y hoy en día con la pidra de El Centinetal, sucede lo mismo, solo que no se mueve. Es ahí cuando uno descubre la grandeza de este lugar. ¿Qué pasa allí?, -“Solo Dios sabe”, nos dijo una lugareña cuando entablamos conversación mientras sus ojos y su pecho se inflaba al transmitirnos el misterio que al parecer nadie a develado.

Sin dudas una experiencia increíble, que tuve la suerte de disfrutarla con dos amigas maravillosas entre risas, fotos y recepción de energía como cada cual quisiera hacerlo.

Turistas de esta vida

Así como me gusta decir que sigo siendo turista en Buenos Aires, a pesar de ya estar en mi noveno año en esta jungla, me gusta afirmar que somos turistas de la vida. Cada uno es turista de su vida. Por algo nacemos en cada vida sin el aprendizaje de las anteriores y ese recorrido de descubrimiento, de prueba y error, de sonrisas y llantos es necesario para crecer. En cada vida somos turistas de estas pruebas constantes, de las preguntas más existenciales que podemos hacernos. Cada exhalación, cada latido del corazón nos recuerda que seguimos presentes, seguimos de paso en una vida que no se detiene y que cuanto más rápido aprendamos, más muros podremos sobrepasar. Me gusta pensar que soy turista en una vida llena de aprendizaje.

Wikipedia dice lo siguiente “Un turista es aquella persona que se traslada de su entorno habitual a otro punto geográfico. Todo individuo que se moviliza de un lugar a otro es considerado viajero. Entre la figura de “viajero” podemos distinguir al “visitante” de los “otros viajeros”. Es visitante el que viaja a un lugar fuera de su entorno habitual y no lleva a cabo en el destino una actividad remunerada por residentes.“.

El alma se traslada de un cuerpo a otro, puede o no ser el mismo punto geográfico, pero al no recordar nada es como si lo fuera. Podemos decir y me gusta pensar que un alma es turista o viajera si lo vemos desde el punto de vista de cantidad de vidas de un mismo alma. Por lo tanto nuestra vida es una aventura de visita que cuanto más llena de amor la vivamos, mejor será <3

 

¿Qué es el omni-commerce?

Diez meses después volví sobre el libro de Debora Slotnisky, Transformación Digital, para retomar algunos conceptos y sacar algunos datos que me habían quedado en el tintero. En este tiempo desde que leí el libro no resuena mucho el término de omni-commerce aún y es por eso que queria explicarlo, porque es lo que ya esta pasando en el mercado electrónico.

Según palabras de Débora el omni-commerce es cuando los consumidores acceden a información desde múltiples dispositivos, y la tendencia apunta a que puedan adquirirlos a través de cualquier equipo y cualquier plataforma, desde el tradicional sitio de venta por internet, hasta una red social.

Lo que resulta interesante de esta práctica es la evolución de la compra electrónica habitual en el sitio web con plataforma e-commerce a la compra del bien o servicio en una red social.

En todos los escritos sobre el tema, nadie se detiene a analizar el porque de esta evolución que parece obvia para quienes trabajamos en el tema, pero resulta sorpresiva y hasta aterrradora para los que aún no se atreven a dar el siguiente paso en los distintos canales de venta que se e cuentran disponibles.

Esta evolución se dá por factores de marketing digital que ya se vienen aplicando en el mercado electrónico como el re-marketing, un fuerte apoyo en el ZMOT (Zero Moment of Truth) y la ubicuidad, que es la coordinación sinérgica de los distintos canales que las marcas tienen disponibles para ofrecer el producto. Lo que se tiene que tener en cuenta, es que para que el consumidor llegue a adquirir un producto en una plataforma que no sea la tienda de e-commerce habitual; ya realizó una búsqueda exhaustiva del tema, tuvo su primer contacto con opiniones de primera mano o su círculo de confianza y descubre la posibilidad de compra en el lugar donde se encuentra, sea este una red social o leyendo el diario.

Además el omni-commerce depende de un factor importante que es la evolución del mercado local en materia de tecnología y la confianza que los consumidores desarrollen con las marcas. En su libro Débora y en el sitio Expansión se habla sobre algunos números de mercado que demuestran el crecimiento positivo en la región.

Dentro de la confianza en el mercado, los tiempos de entrega juegan un papel importante. En la actualidad, en Argentina demora 11 días hábiles recibir un libro de BookDepository desde Estados Unidos en la puerta de casa, mientras que demora 15 días a que llegue una notificación para pasar a retirar un producto en el almacen físico de la compra electrónica.

Un tema muy interesante que de seguro dará para seguir hablando y observando su evolución.

 

 

Caminar y experimentar

Caminar y dejarme llevar por lo que me rodea es como una ley primera desde que me vine a vivir a Buenos Aires. Como toda jungla tiene mucho para ofrecer, y la sorpresa siempre es constante. Una de mis cosas favoritas es salir hacia un lado y observar el entorno, si pinta deternerse a observar algo, se detiene. Si pinta ingresar a ver algo, se ingresa. Si pinta sentarse a tomar algo, se sienta. Esto se potencia cuando salgo con alguien que no conoce algunos recovecos que uno ya ha experimentado. La semana pasada fue el caso de las carreras en el Hipódromo de Palermo, que tiene entrada gratuita y puede entretener un rato. (aunque esté en contra el uso animal para apuestas).

Mi primera clase de aqua gym

Un día normal se estaba desarrollando con total alegría cuando de pronto una de las chicas de la pileta me invita a que participe de la clase de aqua gym. Al principio me resistí, obviamente invadido por la estigmatización del hecho de que solo van señoras, no se hace demasiado esfuerzo, iba a parecer un payaso, me daba verguenza. Terminé asintiendo ante la insistencia de la entrenadora que me dijo, “te va a gustar”.

Terminé la clase cansado, contento y amigo de todas las señoras de la clase. Algo que descrubrí mientras hacia los ejercicios de la clase, es que para todos los movimientos que haces tenes agua (cuac) y estas empleando fuerza. Sujetando algunos dispositivos de goma con la mano podes hacer que esa fuerza empleada sea mayor y la magia se hace. Sin contar que el agua de por si te cansa. Ejercitamos brazos, piernas, abdominales, todos los músculos que puedas mover.

El factor determinante que me hizo entrar a la clase fue que me gusta experimentar cosas por primera vez, aunque sepa que me voy a sentir un ridículo (hecho que me importa unos pocos minutos, después se me pasa). Resumiendo, fue una muy buena primera experiencia, que se que no voy a repetir.

Viaje a Disney

Que los ojos se te llenen de lagrimas mientras ves pasar a todas las princesas y personajes emblematicos de Disney con su carisma demostrado en su personalidad que los pocos movimientos del carro les permiten hacer mientras los 30 grados celcius al rayo del sol característico a las 15hs de Orlando, Florida se hacen sentir con potencia. Este es uno de los tantos grandes momentos que este viaje nos dejo.

Desde hace nueve años y contando que vivo en Buenos Aires, por lo tanto no muchas vacaciones han sido con mi familia desde entonces, por eso estas eran especiales. En este viaje eramos seis y mi principal objetivo fue disfrutarlos al máximo. Hubieron muchos momentos como el de Goofy donde solo primaba la risa, como así también hubieron otros en los que la solidaridad grupal fue el mayor skill a desempeñar.

 

 

Viaje a Sao Pablo

Tuve la suerte de conocer Sao Pablo en un viaje de trabajo y me pareció un lugar increíble para conocer. Soy amante de conocer ciudades, la cultura y su gente. Me pude quedar un sábado completo donde un amigo me llevó a recorrer por los lugares más característicos y los museos más populares para aprender un poco de esta ciudad magnifica.

La costumbre de hacer filas en restaurantes, el alto tráfico y la aglomeración de gente es moneda corriente en una ciudad que alberga 12 millones de personas en tan solo 1521km².

El día del recorrido me hospedé en la zona de Jardins, que es la más recomendada para turistas por su tranquilidad y cercania con los lugares para recorrer. En un solo día recorrí la Av. Paulista y visité el MASP (Museo de Arte de Sao Pablo), Mercado de Sao Pablo, Pinacoteca y Edificio Italia que es el punto más alto de la ciudad dese donde se obtiene una vista 360º que es alucinante a la hora del aterceder.

IBM Design ThinkingEquipo de videoMASPMercado Sao PabloPinacoteca

Av. Paulista

 

Lollapalooza Argentina 2017

Es mi segundo festival, pero el primero de tal magnitud. Los dos días del Lollapalooza Argentina 2017 estuvieron increíbles y lo vibramos alto en cada escenario que visitamos, y en cada momento que vivimos. Al tratarse de un festival, no solo se vive música, se respira alegria, se come rico y se disfruta de las amistades al aire libre. La performance de los artistas y el sonido fueron estupendos en los cuatro escenarios.

A un mes de la tragedia del recital del Indio Solario en Olavarria, la preocupación al tratarse de un evento tan grande estaba a la orden del día, más cuando uno vive alejado de su familia y el único medio de información son las noticias, donde a veces los analisis son un poco exagerados. Sabíamos que asistíamos a un evento organizado y la responsabilidad por parte de la producción era alta en todas las comunicaciones que realizaron, incluso los días previos. Durante el evento todo estuvo muy bien organizado, señalado y controlado. Las personas se comportaron como si estuvieran de fiesta, no se corria y se hacia lo correcto en cada lugar. En el predio habian personas con niños pequeños e incluso habian adolescentes bastante chicos sin padres y nada pareció salir mal.

Algunos aspectos del escenario en cada espectáculo cambiaban para darle un toque renovado y personalizado para el artista en cuestión generando sorpresa en cada comienzo. Por la apretada agenda, incluso en simultáneo en algunas ocaciones no se podían ver a todos los artistas el tiempo completo del show, pero si uno se las ingeniaba para caminar de un escenario a otro, durante, se alcanzaban a ver a más de uno en la misma franja horaria. Lo que hicimos nosotros fue organizarnos antes de comenzar el día según las preferencias del grupo y vimos el principio de unos y el final de otros.

La gastronomía es un capítulo aparte y merece ser contado. Habian dos áreas, una de foodtrucks y otra denominada “Patio gastronómico”. En la primera se podia encontrar una comida más gourmet, de casas tales como Maria Felix, Rex, La Mar, Nómade entre otros y en horario pico las colas llegaban a durar hasta 2 horas debido a la cantidad de gente en ese sector, lo que hacia imposible pasarse por ahí si se queria seguir disfrutando de los espectáculos. En la segunda, se podían conseguir choripanes, panchos y lomitos con acompañamientos como papas fritas, sin marca alguna, con una relación precio / cantidad mucho más razonable que los foodtrucks y con un tiempo de entrega dentro de parametros normales.

Creo que fue un evento muy bien organizado para las 100.000 personas que disfrutaron cada día del festival. La pasamos bastante bien, nos divertirmos y disfrutamos bailando en varias ocaciones. Para mi la clave fue disfrutar con amigos con ganas de pasarla super bien y abiertos a aventurarse a por las bandas que a cada uno le gustaban, contando con un punto de encuentro para volver a la danza. Volvería a ir sin dudas si los artistas me gustan. Lo tomé como una experiencia, algo distinto por conocer y quedé satisfecho de haberlo vivido.