La doble verificación de una cita

¿Por qué los argentinos tenemos la costumbre de tener que confirmar el mismo día una cita?

Me ha pasado un montón de veces, que las personas con las que tengo un compromiso, ya sea grupo de amigos, cita, amigo/a individual, o familiares, que a pesar de haber organizado días antes, ese mismo día, u horas antes necesitan esa confirmación de que todo sigue en pie. Asegurarse que eso que se habia arreglado sigue vigente.

En otro paises, esto no sucede, o por lo menos no me sucedió a mi. Cuando estuve en México, un grupo de amigos de un amigo me dijeron, te pasamos a buscar a tal hora y sin doble confirmación ni chequeo previo, a esa hora y el día indicado estaban ahí. Incluso, personas de Argentina que suelen viajar mucho me han comentado que esto solo les sucede acá, y ellos estan acostumbrados a hacer la verifiación porque se adaptan

Me hace pensar que es un tema de la palabra. Cuánto creemos en la palabra del otro. Cuánto creemos en la palabra de nosotros, al fin y al cabo es una proyección de nuestras acciones.

También me ha pasado de haber quedado con un amigo, y haberme olvidado o creer que no había confirmado, estando en falta yo. En vísperas de estos hechos he tratado siempre de tomar conciencia sobre estos compromisos que uno asume, porque es importante respetar la palabra.

Para mi la regla es simple: si dije (me comprometo verbalmente) que iba / asistía / nos veíamos, es así a menos que hablemos lo contrario por alguna razón. El doble optin, se encuentra activado en este caso.

A ustedes ¿es algo que les pasa?

El combustible espiritual 2 – Ari Paluch

El primero libro del año no estuvo en mis planes, llegó por interrupción en medio de los días de más relax y desconexión. Mi mamá lo habia comprado y buscando otra cosa apareció arriba de la mesa. Siempre creo que lo que leo llega en el momento justo, y así lo hizo El Combustible Espiritual 2 de Ari Paluch. Es la continuación de lo que creo una charla abierta con una conexión divina, explica en sencillas y aterrrizadas palabras conceptos de la vida y como hacer para disfrutarla siendo. Cuando vivimos conscientes, estamos siendo y estamos dejando o intentando dejar al ego de lado. Cuando eso sucede, es cuando estamos siendo felices en el momento presente y hackeando lo que suele creerse como destino. El recorrido es lo importante y el seteo de objetivos con significado lo que hará tener la motivación e inspiración justas para que suceda la magia.

El año pasado, 2018, cayó a mis manos El Combustible Espiritual (el primero). Lo tenía en la biblioteca de casa, categorizado mentalmente como un libro que seguro no me interesaría. A casa llegó por una amiga, que se lo había encontrado y me lo había traído. Causalidad o no, lo necesitaba más que nada y me ayudó a superar algo. Las verdades son universales, las creamos o no y ya había leido de otros autores muchos de esos conceptos, pero a veces el orden si altera el producto en estos casos y mostrarlos desde esa perspectiva hacen que el todo tenga sentido.

Un libro recomendado, si estamos en busca de sentar bases para una vida plena.

Aprendiendo a vivir siendo

Todos los años arranco queriendo tener el mismo objetivo de escribir más posts, de contar más experiencias de lo que me sucede en Buenos Aires, de aprender a expresar más fluido a modo personal historias.

Este año me di cuenta de algo; tengo que dejar al ego de lado para que eso suceda para que eso fluya. Siempre me bloquea el hecho de pensar si es interesante lo que tengo para contar, me imagino a ciertas personas leyendo y poniendo cara fea imaginando lo que pensarían o peor aún haciendo un comentario hiriente. Me dí cuenta que todo eso es producto del ego. Él se proteje, creyendo que me proteje a mi de otros. Me dí cuenta que no me importa si interesa, no me importa lo que piensen, no me importa un comentario hiriente. Me di cuenta que lo que escriba si viene desde mi yo con amor, lo estoy haciendo porque me gusta, porque siento que tengo que hacerlo, y porque me hace bien escribir. Me hace bien sacar pensamientos, experiencias, aprendizajes y compartirlos. No busco ni fama ni fortuna escribiendo, acá. Solamente expresarme. Son vivencias como las de cualquier otro que esta aprendiendo a vivir siendo.

Me di cuenta que este año espero escribir un poco más en este espacio personal que me gusta bastante siendo.

¡Hola 2019!

Objetivo claro, medible y alcanzable

Mientras hacia lo que se ha convertido en mi entrenamiento de estas últimas semanas, me preguntaba porque lo hacia. Porque salia a correr por un tiempo determinado sin parar, que metivaba a seguir adelante y no frenar en ese momento y admirar lo linda que es Buenos Aires tranquilo y sin prisa. Sin darme cuenta reafirmé algo que ya sabía pero que creo que no había puesto en practica, al menos no de forma tan aparente para mi. Tenia un objetivo.

Me di cuenta que si uno tiene un objetivo claro, medible y posible, uno sigue hacia el mismo con todas las herramientas que tiene. Tiene que ser claro porque debemos entenderlo, el qué. Debe ser medible para poder entender su éxito o fracaso y ser objetivos  (no podemos andar con subjetividades que no dejan nada concreto). Debe ser posible, porque debemos poder alcanzarlo. Si no, de entrada, no lo haríamos. ¿Qué sucede si nuestro objetivo es tan grande que parece inalcanzable? Nos ponemos mini-objetivos en el medio. De hecho, esto de tener un objetivo es el paso para poder seguir construyendo un camino que nos lleven a algo más grande. Desde ahí se inició el pensamiento mientras corria.

Hace varios años que vengo anotandome en carreras de este estilo donde una marca auspicia, te dan la camiseta y corres cierta cantidad de km un día determinado. Mi primera carrera fue de 3km, después hice de 5km, con el tiempo le llegó la oportunidad a la de 10km y ahora estoy entrenando para la de 15km.

Me anoté con el simple objetivo de salir a hacer algo, salir a moverme. Si no tenia un objetivo que cumplir, no estaría saliendo a entrenar. No estaría disfrutando de los beneficios de tener una mente despejada después de un día de trabajo.

Me di cuenta, o reafirmé para mi, la importancia de tener objetivos, por más cortos que parezcan, pero son pasos que uno va dando. Pasos firmes que luego se convierten en el camino para algo más grande.

Los 29 cumplidos

Comienzan el recorrido de los 30. Muchos me han dicho que es un número que los impresiona, que los hace reflexionar y que se ingresa en una época de pensamiento. Creo que siempre estoy en parte haciendo todo esto, veremos que sucede.

Por el momento me gusta celebrar los momentos, disfrutar las personas que me rodean que hacen del camino algo totalmente increible. Simpre insto a las personas a que sean asombrosas en todo momento de su vida, con todas las personas, con todas las situaciones que se les presentan. Porque todo lo que dan, vuelve y la clave está en como se toman y como viven lo que nos toca vivir.

Estoy re-lanzando mi sitio, asique pueden visitarlo en www.matiasdifabio.com. Entren, visiten y den feedback de lo que les parezca.

Bootcamp Trama 2018

Aunque resulte difícil de comprender por como soy, algo que me cuesta muchísimo y estoy trabajando en ello, es lo que se conoce como “Get out of the building!”. Expresión que usa Steve Blank cuando estamos comenzando a hipotetizar sobre un proyecto para validar el fit entre nuestro segmento y la propuesta de valor. A fuerza de voluntad y paso a paso voy logrando salir, hablar, y me vengo encontrando con gente estupenda que tiene una onda increíble. Lo que me esta llevando a romper una barrera super importante en mi vida a todo nivel.

En la misma línea de salir afuera del edificio pero con un fin distinto, también estoy trabajando para romper la barrera de salir a ayudar. Cuando hablando con Borja me preguntó si quería participar como mentor de proyectos en Bootcamp Trama 2018, no lo dudé un segundo, a pesar de que también me sudaran las manos y todo mi cuerpo pensara “¿qué tenés para aportar?”. Ya me habia sorprendido una vez siendo mentor y había descubierto que siempre tenemos algo para contribuir desde nuestra experiencia y desde nuestro pensamiento lógico de ser una mirada externa sin estar viciada. Fue una experiencia estupenda y conocí gente maravillosa. La energía y las ganas de todos los chicos en los diferentes proyectos era elevada guiada por una garra de querer lograr un proyecto sustentable que a pesar de la hora seguian enchufados a 220v.

El Bootcamp Trama es “un evento de 3 días de intenso trabajo en equipo donde 120 jóvenes de todo el país aprenden cómo llevar a cabo un emprendimiento de manera creativa, innovadora y competitiva“. Si de algo quedé sorprendido fue de la buena onda y la organización del evento. Organizado por TRAMA, estudiantes del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) que forman parte del Club de Negocios, esta ya es la quinta edición.

Quería compartirles sobre este evento tan estupendo y las iniciativas en el polo emprendedor que se estan dando con mucha fuerza y entusiasmo.

 

Torneo de barcos a control remoto

Sucedió que salimos a caminar como un buen sábado soleado después de dos semanas de lluvia intensa hacía el parque Tres de Febrero y nos encontramos con un torneo / competencia de barcos a control remoto. Cuando nos dimos cuenta de lo que estaba pasando, nos arrimamos y nos sentamos a observar todos los preparativos de lo que parecia una inminente largada. Al momento, anunciaron por parlante que todo lo que sucediera desde ese momento se encontraba bajo la regulación del torneo. Entedimos poco y nada por donde los barcos tenian que pasar, lo que si entedimos fue como los pilotos desde tierra gritaban el nombre de su competidor que los chocaba en agua. Resultó ganador el número 321 en una tarde de sol angelada rodeado de un pasto verde fluor de tanta agua recibida.

Disfruto mucho encontrarme con eventos a lo largo de un recorrido. Sobre todo porque me gusta la flexibilidad de que si algo me gusta, me detengo a observarlo. Observar la situación, las interactuación de las personas y como se manejan entre si. Fue algo curioso que nunca antes había visto en los lagos de Palermo a modo de competencia formal.

¡Hola 2018!

Fue un comienzo de 2018 bastante movido. Tengo la idea de mantener un post por semana, pero a veces solo es cuestión de organizarse con los tiempos, algo que no venia pasando y espero recién ahora si dar por comenzado el plan para lograr objetivos del año. ¿Tarde? Nunca es tarde y estos dos meses fueron de mucho aprendizaje, asique no fueron perdidos.

La primera foto del año nos recibió a todos unidos, algo que es maravilloso y energético. Se podrán imaginar las ganas que tenia de regresar a la jungla.

El fin de semana siguiente pasamos una tarde maravillosa en El Carrizal, Lujan de Cuyo. Lugares asombrosos que tiene Mendoza y son disfrutables al máximo.

Ahora si, iniciado el año, puedo proceder a contarles otras peripecias.

Conociendo Tandil

Desde hace mucho que tenias ganas de conocer Tandil. Más allá de que me gustan mucho los embutidos, y es una de LAS ciudaded argentinas con más fama de ello, siempre me llamó la atención. Mi imagen mental sin haber hecho un research previo, era la idea de una piedra que se habia caido hacia muchos años y ahora habia una falsa en su lugar. Eso era todo.

Regresé enamorado de una ciudad que dentro de unos años cumple sus 200 y la rodea una magia increíble. Hay cuatro atracciones principales que uno no puede dejar de conocer: el Parque Lítico La Movediza, donde se ubica la réplica de la piedra Movediza que se mantuvo al borde del cerro en equilibro sin caerse por muchos años, hasta que sin testigos se desplomó en 1912. A metros se puede ver la piedra original; el Cerro Centinela, es donde se encuentra ubicada la piedra El Centinela aún en equilibrio a la orilla del cerro. Esta no es movediza, pero su posición te deja sin aliento. En este cerro hay unas aerosillas que te llevan hasta la cumbre en un recorrido de 8 minutos entre pinos muy recomendable de hacer. En la base se consiguen los alfajores El Centinela que son los mejores de Tandil para mi gusto; el Fuerte de Parque Independencia desde donde hay una vista de la ciudad bastante cerca; además hay que probar las deliciosas picadas de salames y quesos que la ciudad ofrece en algún lugar típico.

Hago una comparación rápida con otras ciudades como Machu Picchu, donde la piedra y la energía de las mismas es algo muy importante. Creo que aquí sucede algo similar, y al mismo tiempo algo que es observable y te deja boquiabierto, porque tal vez nos desilucionemos de la piedra movediza pero en su época debe haber sido algo muy grande que hizo que la leyenda llegue a nuestra época, y hoy en día con la pidra de El Centinetal, sucede lo mismo, solo que no se mueve. Es ahí cuando uno descubre la grandeza de este lugar. ¿Qué pasa allí?, -“Solo Dios sabe”, nos dijo una lugareña cuando entablamos conversación mientras sus ojos y su pecho se inflaba al transmitirnos el misterio que al parecer nadie a develado.

Sin dudas una experiencia increíble, que tuve la suerte de disfrutarla con dos amigas maravillosas entre risas, fotos y recepción de energía como cada cual quisiera hacerlo.