¿Cuánto nos valoramos?

Hace unas semanas tuve que hacer todos los trámites y pasos para sacar nuevamente la licencia de conducir. En el curso presencial obligatorio que uno tiene que tener, me tocó una señora super entusiasta de lo que estaba dando, nada más y nada menos que la ley de tránsito. Digo entusiasta porque realmente estaba decidida a que aprendieramos, a que tomaramos conciencia de lo que pasa en la calle, de lo poco que respetamos las normas y entender que si existen es porque somos muchas personas en vía pública y si todos las cumplimos se mantiene un orden y nadie sale herido. Las demás personas que circulan no se conocen entre sí, pero si conocen una norma en común y eso hace que funcionemos como sociedad.

Más allá de todo eso, algo que dijo durante esos días fue lo que me llamó la atención, y es el valor que le damos a nuestra vida. Cuando elejimos cruzar la calle por el medio, cuando elejimos el casco para andar en bici, cuando elejimos no usar el cinturon. ¿qué valor le estamos dando a nuestra vida?

El siguiente pensamiento que tengo es extrapolar este razonamiento a todos los aspectos de nuestra vida. Con cada decisión que tomamos hacernos la misma pregunta y evaluar a partir de allí si realmente quiero o no eso para incorporarlo o desecharlo.

Dando gracias que tenemos libre albeldrío no solo de nuestras acciones, si no también de nuestros pensamientos, lo podemos llevar al plano de cuánto me valoro, según lo que pienso. Si realmente piensos cosas lindas, positivas y maravillosas estoy valorando mi vida y le estoy dando una perspectiva del mundo que yo valoro.

¿Cuánto nos valoramos según las acciones que tomamos cada día, según los pensamientos que tenemos en cada segundo? Un lindo ejercicio de pensamiento para valorarnos como seres espirituales viviendo esta aventura humana.

The code of the extraordinary mind

Este increíble libro llegó a mis manos a fines del 2017 y quedé embobado, porque todo tenia sentido con lo que estaba de acuerdo, desde las prácticas de meditación matutinas hasta los objetivos con sentido. Me lo llevé a San Rafael este verano porque queria leerlo de nuevo, resumirlo y planificar bien mi 2019. Sentia esa necesidad imperiosa de querer estar organizado, al menos para sentir que voy en una dirección, estando dispuesto a que se aban nuevos caminos on the go. No sé si los años me estan volviendo más estructurado de lo normal. Al final los planes no salieron como quería, y lo terminé de leer de regreso en Buenos Aires a mitad de Enero.

The Code of the extraordinary mind

Fue el libro que más recomendé durante el 2018 y sigo recomendando a aquellas personas que busquen potenciar su vida en todos los aspectos que la misma tiene, desde el trabajo, relaciones, espiritualmente, su cuerpo físico y el entendimiento del entorno.

¿Por qué lo recomiendo?

El autor, Vishen Lakhiani, comienza dividiendo el progreso de esta evolución personal en cuatro niveles que hacen que no te generan choque alguno ya que son de sentido común y todos son basados en sus experiencias reales lo que te hace extrapolarlo con tu vida y darte cuenta que también te ha pasado y también podes hacer el mismo progreso. Además incluye ejercicios para que juzges en base a tus resultados, ya que la evolución es tuya.

Los cuatro niveles son: El mundo alrededor tuyo (Living in the culturescape), El mundo que vos elegís (The Awakening), El mundo dentro tuyo (Recoding yourself) y El mundo que podés cambiar (Becoming extraordinary).

Uno de los grandes perks de Vishen, es que para describir ciertos aspectos que necesita para trabajar esta evolución: inventa nuevas palabras. Esta saliendo de esta cultura impuesta de una manera particular para que la sigamos y estemos dentro de ella mientras todo está controlado.

A fish is the last to discover water because it’s swimming in it all it’s life

African Proverb

No es el primer libro de este tipo, pero si me encantó que viniera acompañado de un montón de material audiovisual para reforzar, entrevistas que hizo a Richard Branson y a otros exponentes que cuentan sus experiencias. Esto lo hace posible ya que Vishen es el fundador de MindValley, una plataforma de enseñanza que agrupa grandes conversaciones con personalidades de todo tipo.

Me gusta entender que estoy viviendo una vida con propósito, y no viviendo por vivir. Que tomo las desiciones basado en lo que siento y quiero y no lo que la cultura, la familia, la pareja o alguien influyente me diga. Que sigo creciendo/perfeccionándome mental, espiritual y físicamente y tengo un plan para ello. Si a vos también te gusta esto, te recomiendo que leas lo que plantea Vishen y sin creer ciegamente todo, tomes lo que haga sentido para tu vida.

En Argentina yo lo conseguí por BookDepository.

La doble verificación de una cita

¿Por qué los argentinos tenemos la costumbre de tener que confirmar el mismo día una cita?

Me ha pasado un montón de veces, que las personas con las que tengo un compromiso, ya sea grupo de amigos, cita, amigo/a individual, o familiares, que a pesar de haber organizado días antes, ese mismo día, u horas antes necesitan esa confirmación de que todo sigue en pie. Asegurarse que eso que se habia arreglado sigue vigente.

En otro paises, esto no sucede, o por lo menos no me sucedió a mi. Cuando estuve en México, un grupo de amigos de un amigo me dijeron, te pasamos a buscar a tal hora y sin doble confirmación ni chequeo previo, a esa hora y el día indicado estaban ahí. Incluso, personas de Argentina que suelen viajar mucho me han comentado que esto solo les sucede acá, y ellos estan acostumbrados a hacer la verifiación porque se adaptan

Me hace pensar que es un tema de la palabra. Cuánto creemos en la palabra del otro. Cuánto creemos en la palabra de nosotros, al fin y al cabo es una proyección de nuestras acciones.

También me ha pasado de haber quedado con un amigo, y haberme olvidado o creer que no había confirmado, estando en falta yo. En vísperas de estos hechos he tratado siempre de tomar conciencia sobre estos compromisos que uno asume, porque es importante respetar la palabra.

Para mi la regla es simple: si dije (me comprometo verbalmente) que iba / asistía / nos veíamos, es así a menos que hablemos lo contrario por alguna razón. El doble optin, se encuentra activado en este caso.

A ustedes ¿es algo que les pasa?

El combustible espiritual 2 – Ari Paluch

El primero libro del año no estuvo en mis planes, llegó por interrupción en medio de los días de más relax y desconexión. Mi mamá lo habia comprado y buscando otra cosa apareció arriba de la mesa. Siempre creo que lo que leo llega en el momento justo, y así lo hizo El Combustible Espiritual 2 de Ari Paluch. Es la continuación de lo que creo una charla abierta con una conexión divina, explica en sencillas y aterrrizadas palabras conceptos de la vida y como hacer para disfrutarla siendo. Cuando vivimos conscientes, estamos siendo y estamos dejando o intentando dejar al ego de lado. Cuando eso sucede, es cuando estamos siendo felices en el momento presente y hackeando lo que suele creerse como destino. El recorrido es lo importante y el seteo de objetivos con significado lo que hará tener la motivación e inspiración justas para que suceda la magia.

El año pasado, 2018, cayó a mis manos El Combustible Espiritual (el primero). Lo tenía en la biblioteca de casa, categorizado mentalmente como un libro que seguro no me interesaría. A casa llegó por una amiga, que se lo había encontrado y me lo había traído. Causalidad o no, lo necesitaba más que nada y me ayudó a superar algo. Las verdades son universales, las creamos o no y ya había leido de otros autores muchos de esos conceptos, pero a veces el orden si altera el producto en estos casos y mostrarlos desde esa perspectiva hacen que el todo tenga sentido.

Un libro recomendado, si estamos en busca de sentar bases para una vida plena.

Aprendiendo a vivir siendo

Todos los años arranco queriendo tener el mismo objetivo de escribir más posts, de contar más experiencias de lo que me sucede en Buenos Aires, de aprender a expresar más fluido a modo personal historias.

Este año me di cuenta de algo; tengo que dejar al ego de lado para que eso suceda para que eso fluya. Siempre me bloquea el hecho de pensar si es interesante lo que tengo para contar, me imagino a ciertas personas leyendo y poniendo cara fea imaginando lo que pensarían o peor aún haciendo un comentario hiriente. Me dí cuenta que todo eso es producto del ego. Él se proteje, creyendo que me proteje a mi de otros. Me dí cuenta que no me importa si interesa, no me importa lo que piensen, no me importa un comentario hiriente. Me di cuenta que lo que escriba si viene desde mi yo con amor, lo estoy haciendo porque me gusta, porque siento que tengo que hacerlo, y porque me hace bien escribir. Me hace bien sacar pensamientos, experiencias, aprendizajes y compartirlos. No busco ni fama ni fortuna escribiendo, acá. Solamente expresarme. Son vivencias como las de cualquier otro que esta aprendiendo a vivir siendo.

Me di cuenta que este año espero escribir un poco más en este espacio personal que me gusta bastante siendo.

¡Hola 2019!

Objetivo claro, medible y alcanzable

Mientras hacia lo que se ha convertido en mi entrenamiento de estas últimas semanas, me preguntaba porque lo hacia. Porque salia a correr por un tiempo determinado sin parar, que metivaba a seguir adelante y no frenar en ese momento y admirar lo linda que es Buenos Aires tranquilo y sin prisa. Sin darme cuenta reafirmé algo que ya sabía pero que creo que no había puesto en practica, al menos no de forma tan aparente para mi. Tenia un objetivo.

Me di cuenta que si uno tiene un objetivo claro, medible y posible, uno sigue hacia el mismo con todas las herramientas que tiene. Tiene que ser claro porque debemos entenderlo, el qué. Debe ser medible para poder entender su éxito o fracaso y ser objetivos  (no podemos andar con subjetividades que no dejan nada concreto). Debe ser posible, porque debemos poder alcanzarlo. Si no, de entrada, no lo haríamos. ¿Qué sucede si nuestro objetivo es tan grande que parece inalcanzable? Nos ponemos mini-objetivos en el medio. De hecho, esto de tener un objetivo es el paso para poder seguir construyendo un camino que nos lleven a algo más grande. Desde ahí se inició el pensamiento mientras corria.

Hace varios años que vengo anotandome en carreras de este estilo donde una marca auspicia, te dan la camiseta y corres cierta cantidad de km un día determinado. Mi primera carrera fue de 3km, después hice de 5km, con el tiempo le llegó la oportunidad a la de 10km y ahora estoy entrenando para la de 15km.

Me anoté con el simple objetivo de salir a hacer algo, salir a moverme. Si no tenia un objetivo que cumplir, no estaría saliendo a entrenar. No estaría disfrutando de los beneficios de tener una mente despejada después de un día de trabajo.

Me di cuenta, o reafirmé para mi, la importancia de tener objetivos, por más cortos que parezcan, pero son pasos que uno va dando. Pasos firmes que luego se convierten en el camino para algo más grande.

Los 29 cumplidos

Comienzan el recorrido de los 30. Muchos me han dicho que es un número que los impresiona, que los hace reflexionar y que se ingresa en una época de pensamiento. Creo que siempre estoy en parte haciendo todo esto, veremos que sucede.

Por el momento me gusta celebrar los momentos, disfrutar las personas que me rodean que hacen del camino algo totalmente increible. Simpre insto a las personas a que sean asombrosas en todo momento de su vida, con todas las personas, con todas las situaciones que se les presentan. Porque todo lo que dan, vuelve y la clave está en como se toman y como viven lo que nos toca vivir.

Estoy re-lanzando mi sitio, asique pueden visitarlo en www.matiasdifabio.com. Entren, visiten y den feedback de lo que les parezca.

Bootcamp Trama 2018

Aunque resulte difícil de comprender por como soy, algo que me cuesta muchísimo y estoy trabajando en ello, es lo que se conoce como “Get out of the building!”. Expresión que usa Steve Blank cuando estamos comenzando a hipotetizar sobre un proyecto para validar el fit entre nuestro segmento y la propuesta de valor. A fuerza de voluntad y paso a paso voy logrando salir, hablar, y me vengo encontrando con gente estupenda que tiene una onda increíble. Lo que me esta llevando a romper una barrera super importante en mi vida a todo nivel.

En la misma línea de salir afuera del edificio pero con un fin distinto, también estoy trabajando para romper la barrera de salir a ayudar. Cuando hablando con Borja me preguntó si quería participar como mentor de proyectos en Bootcamp Trama 2018, no lo dudé un segundo, a pesar de que también me sudaran las manos y todo mi cuerpo pensara “¿qué tenés para aportar?”. Ya me habia sorprendido una vez siendo mentor y había descubierto que siempre tenemos algo para contribuir desde nuestra experiencia y desde nuestro pensamiento lógico de ser una mirada externa sin estar viciada. Fue una experiencia estupenda y conocí gente maravillosa. La energía y las ganas de todos los chicos en los diferentes proyectos era elevada guiada por una garra de querer lograr un proyecto sustentable que a pesar de la hora seguian enchufados a 220v.

El Bootcamp Trama es “un evento de 3 días de intenso trabajo en equipo donde 120 jóvenes de todo el país aprenden cómo llevar a cabo un emprendimiento de manera creativa, innovadora y competitiva“. Si de algo quedé sorprendido fue de la buena onda y la organización del evento. Organizado por TRAMA, estudiantes del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) que forman parte del Club de Negocios, esta ya es la quinta edición.

Quería compartirles sobre este evento tan estupendo y las iniciativas en el polo emprendedor que se estan dando con mucha fuerza y entusiasmo.

 

Torneo de barcos a control remoto

Sucedió que salimos a caminar como un buen sábado soleado después de dos semanas de lluvia intensa hacía el parque Tres de Febrero y nos encontramos con un torneo / competencia de barcos a control remoto. Cuando nos dimos cuenta de lo que estaba pasando, nos arrimamos y nos sentamos a observar todos los preparativos de lo que parecia una inminente largada. Al momento, anunciaron por parlante que todo lo que sucediera desde ese momento se encontraba bajo la regulación del torneo. Entedimos poco y nada por donde los barcos tenian que pasar, lo que si entedimos fue como los pilotos desde tierra gritaban el nombre de su competidor que los chocaba en agua. Resultó ganador el número 321 en una tarde de sol angelada rodeado de un pasto verde fluor de tanta agua recibida.

Disfruto mucho encontrarme con eventos a lo largo de un recorrido. Sobre todo porque me gusta la flexibilidad de que si algo me gusta, me detengo a observarlo. Observar la situación, las interactuación de las personas y como se manejan entre si. Fue algo curioso que nunca antes había visto en los lagos de Palermo a modo de competencia formal.